viernes, 31 de marzo de 2017

REENCARNACIÓN (Deathline, 1997)



La primera película en la que coincidieron Rutger Hauer y Mark Dacasacos fue este insulso thriller futurista sobre engaños y venganzas dirigido por Tibor Takács (“Sanctuary”, 1998). Ambos actores forman equipo al inicio del metraje, pero todo se trunca cuando Dacascos traiciona a su compañero, Hauer, matándole a él y a su esposa; gracias a la tecnología, el Gobierno logra resucitarle, iniciándose así una trama de venganza con disparos y patadas, tan convencional como inocente. Nada nuevo bajo el sol, “Reencarnación” sólo se podría llegar a salvar por las presencias de sus protagonistas, pues este intento de emular a otros clásicos de la ciencia ficción -las coñas hacia el sistema generado por los medios de comunicación es muy similar a lo que vemos en la saga iniciada con “RoboCop” (1987)- es un filme en esencia vacío que no aporta demasiado ni a los fans de la estética cyber-punk ni mucho menos a los seguidores de las artes marciales.    
Puntuación:
 photo fist3_zpsf6a30f94.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg photo fistblack3_zpsf6cd5913.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario